El demonio aún no te ha dado paso y tu suscripción aún no ha sido aceptada.

(Continúa leyendo) ↓

Para que el demonio pueda aprobar tu solicitud, debes abrir el correo que te acaba de enviar y hacer clic en el enlace que contiene.

De no hacerlo ahora, no podrás suscribirte.

Esto sirve para verificar que la dirección de correo que has proporcionado es correcta y que nadie te ha suscrito sin tu consentimiento. También te sirve para pensártelo dos veces.

*NOTA: Si ya has estado suscrito anteriormente y lo estás volviendo a hacer con ese mismo email, entonces recibirás directamente el correo de bienvenida sin que tengas que verificar tu correo de nuevo.

Si no has recibido ese correo, revisa estas opciones…

  1. Comprueba la carpeta de spam o los apartados de «Social» y «Promociones». Si lo encuentras ahí, pásalo a tu bandeja principal de entrada. Así le das la mano al diablo y permites que se comunique contigo sin problemas a partir de ahora.

  2. Si consultas tu correo a través de Apple Mail o se trata de una dirección @icloud.com, puede ser que una suscripción endemoniada como esta sea borrada automáticamente y nunca te llegue. Te recomiendo, entonces, que no uses esa dirección y te suscribas con otra. Tampoco te recomiendo que uses una cuenta @hotmail, que suele dar el mismo tipo de problemas.

  3. Vuelve a suscribirte y, esta vez, presta especial atención a si estás introduciendo la dirección de email correcta. Es muy habitual que nos equivoquemos al escribirlo y se produzca este problema.

  4. Si no se trata de nada lo anterior, puedes guardar el email del demonio en tu agenda de contactos y esperar unos minutos. A veces, al hacer esto, la puerta se abre y el email puede entrar. Puedes guardarlo así:
          Nombre: David Testal
          email: escribe@davidtestal.com

  5. También puede suceder que hayas usado una dirección de email corporativa, tipo @empresaenlaquetrabajas.com. Si es sí, el problema está en la configuración de ese servidor, que será anti-demonios lógicamente. Te recomiendo que vuelvas a suscribirte con tu email personal.

Y si nada de todo esto funciona, puede que te hayas suscrito en un momento de alto tráfico en la red y sólo tengas que esperar un rato a que llegue.