Me quedé lleno de ilusión por mis proyectos y no he parado de bailar desde entonces. Me siento libre y responsable.