Tenía insomnio y desde entonces estoy durmiendo muy bien. Tengo más energía y compromiso con mi proyecto. Pero no solo eso, sino que están cambiando mis creencias en cuanto al trabajo y al dinero, las cuales me aislaban del mundo. Me ha ayudado a reconocer lo que quiero y cómo quiero trabajar. Todo esto es maravilloso. El tema de salud lo llevaba desde lo transgeneracional desde hace años, y sin embargo ha sido ahora, desde la sesión, que se ha generado un verdadero cambio y comprensión. Mi frustración sentimental también ha desaparecido. He sido capaz de entender mi corazón, mi forma de hacer las cosas, mis emociones no gestionadas, de comenzar a valorarme sobre todas las cosas. Me siento diferente, feliz, con todas las células vivas. Y no se trata de algo que gestionar, sino que desde la sesión brota de mi espontáneamente. Mágico. Tengo más ganas de ser feliz que nunca.