Mágico y maravilloso. David es de los mejores descubrimientos con los que me he tropezado en mi larga vida. Después de 60 años, he comprendido cosas nuevas y me he deshecho de muchas ideas que ahora me resultan inútiles. Lo que me ha dado supera la capacidad de lo humano y me ha llevado más allá del tiempo y del espacio. He comenzado a vivir de una manera muy diferente y ahora soy más libre y feliz. Mucho más. Muy agradecida. Lo llevaré conmigo hasta que mi memoria aguante.