Un verdadero viaje del alma. Formar parte de tu nave, David, ha implicado abrir las puertas a un modo diferente de percibir la realidad, a cuestionar aquello que daba por hecho y a confrontar directamente aquello que me impedía avanzar. Por todo ello, ha sido una experiencia muy importante en mi desarrollo tanto personal como artístico y me siento muy agradecido.